Las empresas más “verdes”

A la hora de abordar la transición hacia la sociedad sostenible del futuro, el papel de las grandes empresas es fundamental. Productores y consumidores, gobiernos de todo el mundo y, en definitiva, todos y cada uno de nosotros, tenemos algo que decir y que aportar. La revolución sostenible implica a todos.

Interbrand evalúa, entre otras cosas, los esfuerzos que las empresas destinan a mejorar su rendimiento ambiental (environmental performance). Hacer este tipo de clasificaciones es una idea excelente para que las empresas más “verdes” reciban crédito y reconocimiento por su contribución. Además, siempre es bueno ayudar a divulgar los logros ambientales de cualquier productor, de cualquier municipio o de cualquier nación.

 

ImagenToyota, el fabricante más verde. Fotografía: StaraBlazkova.

 

Las 15 primeras clasificadas son:

1. Toyota

2. Ford

3. Honda

4. Panasonic

5. Nissan

6. Johnson & Johnson

7. Volkswagen

8. Danone

9. Nokia

10. Dell

11. Sony

12. HP

13. BMW

14. Nestlé

15. Adidas

Desglosemos concisamente este ranking.

Toyota revalida la primera posición en la lista, conseguida también en 2012. Es la marca dominante en el subsector de los vehículos híbridos. El triunfo del conocido Prius es bueno para Toyota y, al mismo tiempo, es bueno para todos. Algo que resulta aún más apasionante es la inauguración de Toyota Ecoful Town, una ciudad repleta de energía “verde” en la prefectura de Aichi. Con casi medio millón de residentes, es una maqueta de la sociedad sostenible que nos espera. No es utópico: sus objetivos son, sin duda, plausibles.

Claramente, destacan las empresas de automoción en general. En parte, se debe a las crecientes regulaciones a las que están sometidos los automóviles y sus combustibles. Estas regulaciones afectan a los hidrocarburos, a los óxidos de nitrógeno, al contenido de azufre en la gasolina o gasóleo, etc. Pero, además, algunos fabricantes sorprenden con iniciativas tales como Leaf (Nissan) o Ecoboost (Ford).

 

File:Nissan Leaf 2011 Pikes Peak Hillclimb Car for Chad Hord Electric Production Class Winner Photographed at Crandon 2012.jpg

Nissan Leaf. Fotografía: Royalbroil.

 

En el sector tecnológico, es líder indiscutible Panasonic. Energía fotovoltaica, lámparas fluorescentes, bombillas LED, innovadores sistemas de cableado, sistemas “limpios” de aire acondicionado y otras eco-soluciones. Sus diseños creativos y eficientes proporcionan a Panasonic una ventaja, una ventaja competitiva para los consumidores de la sociedad sostenible. En cualquier caso, el sector tecnológico en general, afortunadamente, se está moviendo hacia técnicas y diseños que garanticen un mejor rendimiento ambiental, como muestra también la alta consideración de Sony, Dell, HP y Nokia.

La puntuación en el ranking es un compendio de:

  • rendimiento;
  • percepción.

El segundo punto puede parecer extraño. Podríamos pensar, por ejemplo: ¿qué culpa tiene una compañía de que los consumidores no sepan lo mucho que contribuye al medio ambiente? Pues sí, es una responsabilidad fundamental de la compañía. En primer lugar, para con ellos mismos; en segundo lugar, deben divulgar todo lo bueno que hacen, convencer al público objetivo, para convertirse en un referente a seguir. Tan importante como desarrollar eco-soluciones es divulgarlas, máxime cuando uno mismo sale beneficiado de dicha divulgación.

Finalmente, un poco de valoración personal. No tengo objeciones a la metodología y los criterios de valoración de Interbrand. Al menos de momento, no se me ocurre ninguna metodología menor. Pero sí me gustaría apuntar una contribución medioambiental que, siendo enorme, difícilmente puede medirse. A veces, el mercado sustituye, de forma sorprendentemente rápida, un producto de impacto ambiental significativo por productos de impacto ambiental muy escaso.

 

CD de policarbonato y estuche de estireno.

 

Diré, por ejemplo, que en el año 2006 pude adquirir unos 50 discos de policarbonato (CDs, DVDs) y unos 30 estuches de otros materiales igual de no biodegradables, entre videojuegos, películas, programas informáticos y música. Ello implicó, entre otras cosas, consumo de petróleo como materia prima. Pues bien: sin haber perdido interés en esas aficiones ocasionales, debo de haber comprado un total de 5 discos en el último año (un 10%). Por no hablar, claro está, de mi menor consumo de libros físicos, sustituidos en gran medida por e-books. El viraje del mercado desde el formato físico hacia el formato digital (Youtube, Spotify, iTunes, Steam, etc.) es una de las mejores cosas que le ha podido pasar al medio ambiente. Y, aunque difícilmente medible, debe ser reconocido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s