Todos verdes. ¿Qué dicen los principales partidos?

Puede ser un poco tarde para esta entrada, pero no soy el único.

El domingo 24 de mayo se celebran las Elecciones Autonómicas en la mayoría de las comunidades autónomas de España (Aragón, Principado de Asturias, Illes Balears, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja). Coinciden con las Municipales a lo largo y ancho de la piel de toro. O de buey, o de vaca, o de lo que dijera aquel historiador griego.

Estoy convocado para presidir una mesa electoral en el municipio de la Comunidad de Madrid donde estoy censado. Preferiría ser presidente de otras cosas, pero no se puede tener todo. Al parecer, el Presidente tiene que estar a las 8 en el colegio y desempeñar una labor que comprenderé plenamente cuando me lea el libro adjunto a la carta (es un poco tarde, pero tenía algunas lecturas más interesantes a mi disposición). Los miembros de la mesa, como es sabido, son los últimos en votar. Y a esa decisión sí he dedicado más tiempo y más lectura.

Entre otras cosas, quería que el partido que fuera depositario de mi voto llevase a cabo políticas de sostenibilidad ambiental. Y empecé a leer los documentos de propuestas, los proyectos, los manifiestos electorales, lo que se suele llamar programa. ¿Qué declaraba cada partido que iba a hacer en política ambiental? ¿Qué partidos incluyen en su documento público un fomento de las energías renovables, una mejora de la calidad del aire, protección de la biodiversidad…?

Pues… ¿todos?

¿Qué dice el Partido Popular de Madrid?

La candidatura de Cifuentes presenta un documento relativamente breve. También hay un programa del PP para las Elecciones Autonómicas (descárguese aquí), común a todas las Comunidades Autónomas que albergan comicios el domingo 24, puesto que no todas las candidaturas cuentan con su programa propio. Y este último es bastante… vago, genérico e innecesario:

57. Promoveremos actuaciones para favorecer la reducción de emisiones en los sectores de la agricultura, la vivienda y el transporte.

58. Apoyaremos la inversión, tanto pública como privada, en I+D+i y el desarrollo tecnológico, claves para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos naturales.

(¿Acaso no hablamos del partido del Ejecutivo que ha disminuido la inversión en I+D+i, en un caso excepcional entre los países del primer mundo?)

En total hay 17 propuestas en política ambiental. Estoy de acuerdo con todas ellas, pero algunas son muy difíciles de cumplir en Madrid porque, entre otras cosas, se refieren a la protección de la costa. Comprendí que lo mejor era ignorar el programa común para todas las autonomías, que dice mucho pero no significa nada, y centrarme en el de la Comunidad de Madrid.

El programa de Cristina Cifuentes está confeccionado enteramente en un formato bullet point, lo habitual, sin apenas introducciones. Las propuestas más destacables a mi juicio son:

Realizaremos campañas de concienciación en materia de cambio climático y desarrollo sostenible.

Crearemos la Dirección General de Agricultura y Ganadería.

Fomentaremos la investigación ambiental en el Parque  Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Desarrollaremos, en colaboración con las asociaciones de agricultores y ganaderos, el Plan de Empleo Verde en los sectores de agricultura, ganadería, gestión forestal,
tratamiento de residuos y eficiencia energética.

Este es el mayor nivel de concreción al que llega el programa. Otras propuestas (me temo que la mayoría) siguen siendo excesivamente vagas y coinciden con las de casi todos los demás partidos:

Promoveremos el uso de fuentes de energía más baratas y menos contaminantes.

No hay una sola mención, por cierto, al Canal de Isabel II. Un descuido lo tiene cualquiera.

¿Qué dice el Partido Socialista de Madrid?

El PSM cuenta con un documento donde la primera plana está ocupada por la tierna sonrisa de Ángel Gabilondo. Gabilondo, por cierto, es parte de la Red Española de Soluciones para el Desarrollo Sostenible.

Dicho de forma imparcial y neutral, en materia ambiental, el programa de los socialistas es más extenso, más concreto, más específico que el de los populares. Demuestra que quienes participaron en su confección sabían de lo que hablaban. En general, en todos los aspectos (la Sanidad parece tener una consideración especial), me ha parecido un muy buen programa. El partido, no obstante, tiene un largo historial de programas buenos e incumplidos.

El bullet point sigue presente, por supuesto, pero aquí no cobra un protagonismo absoluto. Viene precedido por una exposición de antecedentes, circunstancias, motivos, criterios y directrices que enmarcan las propuestas enunciadas.

Aprobaremos una Estrategia Regional de Calidad del Aire, armonizada con la nueva Ley de Cambio Climático, que persiga reducir, controlar e informar acerca de la contaminación atmosférica en nuestra región, cumpliendo así con las competencias otorgadas a los gobiernos autonómicos. Dicha ley servirá también para la definición de un protocolo regional para situaciones de emergencia motivadaspor la contaminación atmosférica.

Incorporaremos indicadores de salud ambiental en los informes de impacto de Salud Pública que se regulen preceptivamente.

La Comunidad de Madrid tiene un porcentaje de residuos sin reciclar superior al 79% de los residuos generados (más de 460 kg anuales por habitante), lo que incumple las normativas españolas y europeas. El sistema actual es ineficiente y costoso. Proponemos incorporar a Madrid a la iniciativa europea “Economía circular y residuo cero”, para poder alcanzar los objetivos comunitarios de reducción, reutilización y reciclaje de residuos, constituyendo un Consorcio Regional de Residuos, que entre sus primeras misiones tendrá que aprobar la Estrategia sectorial regional 2016-2025.

Dotar de herramientas de control y toma de decisiones reales y efectivas el Consejo de Administración del Canal de Isabel II, para garantizar la transparencia, el equilibrio en las cuentas y la sostenibilidad financiera, la eficiencia y progresividad; una gestión honesta y leal para asegurar la prestación de un servicio de calidad respetuoso con la función social del agua como bien indispensable y derecho ciudadano.

Adoptaremos las medidas necesarias para ampliar el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama en términos territoriales, integrando aquellos ecosistemas vulnerables que actualmente quedan fuera el espacio, y lo ampliaremos también en términos de protección efectiva de los valores ecológicos. En este mismo sentido, elaboraremos junto a todos los sectores implicados un nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque.

Desarrollo de una estrategia de Economía y Empleo Verde encaminada a la creación de puestos de trabajo en sectores como la gestión y tratamiento de residuos, gestión de espacios naturales, turismo rural, energías renovables, servicios ambientales a empresas y entidades, educación e información ambiental, agricultura y ganadería ecológicas, rehabilitación de edificios y regeneración urbana con criterios de sostenibilidad.

Gabilondo, así pues, ha presentado un programa amplio que no olvida ninguno de los rasgos importantes de la situación de la Comunidad de Madrid: la contaminación lumínica, el ruido, el Canal de Isabel II, los ríos, los espacios rurales, la responsabilidad ambiental, las familias en situación de pobreza energética. Son muchas iniciativas, eso sí. Esperemos que abarcar tanto no les impida apretar.

¿Qué dice Podemos?

No me ha sido fácil encontrar este programa. ¡Y no han escatimado en letras! Sorprendentemente, el texto prescinde del bullet point durante gran parte del mismo. El número total de propuestas es… ¡646! Sin fotos, sin apenas imágenes: simplemente una cantidad de texto que, sin exageración, es unas ocho veces mayor que la del programa del PP.

La parte dedicada a la sostenibilidad supone, aproximadamente, un 12% del documento. Se nota la presencia de gente como Jorge Riechmann entre sus filas. Empecemos por destacar la importancia que dan al transporte público y a la bicicleta:

Todos los medios de transporte público, sus terminales y el entorno inmediato a las paradas deben ser realmente accesibles, incluyendo medidas específicas para garantizar la accesibilidad de las personas con diversidad funcional o discapacidad mediante los principios y tendencias más innovadoras (rampas, señalización, pictogramas, señales acústicas, control de sobrestimulación ambiental, espacios comprensibles, etcétera), invirtiendo el orden de prioridades: viandantes, ciclistas y usuarios del transporte público por delante de los usuarios del transporte privado.
Se disuadirá el acceso a los centros urbanos de la región en automóvil privado. Se generalizarán aparcamientos disuasorios en todas las estaciones de transporte público del área metropolitana, proporcionando en los intercambiadores modales la posibilidad de acceder en bicicleta desde un entorno adecuado a este modo de transporte y aparcabicis seguros.
(…)
En cuanto a la política de tarifas del Consorcio Regional de Transportes, será progresiva y garantizará la inclusión social. Por ejemplo, el elevadísimo nivel de paro juvenil en la región aconseja la ampliación de validez para el abono joven
hasta los 30 años; se igualarán las tarifas de las personas mayores (a partir de 64 años) a las personas que se encuentren en situación de riesgo de pobreza, y
se estudiará la posibilidad de ampliar la edad de la actual tarjeta infantil (actualmente, entre 4 y 6 años).
Hay que reconocer que es un poco más concreto que decir: “Vamos a fomentar el uso de la bicicleta y el transporte público”.
Seguidamente, el texto aborda los asuntos de los parques naturales, la biodiversidad, el urbanismo, el medio rural, la agricultura ecológica, la gestión del agua (asegurando una gestión 100% pública para el Canal de Isabel II), la recogida selectiva de residuos y su reciclaje.
Curiosamente, todos los partidos cuyo programa he consultado mencionan el Residuo Cero entre sus objetivos. Sin embargo, actualmente en la Comunidad de Madrid, solo un 16-17% de los residuos domésticos acaban siendo reciclados.
No hay duda de que, para un votante ecologista, la candidatura de Rodrigo es tan buena opción como cualquier partido que lleve el verde en su nombre. De hecho, en algunos aspectos pueden querer ir demasiado lejos… y hay que intentar cumplir el programa en una legislatura, ¿no? No resulta creíble que puedan llevar a cabo en cuatro años todas las medidas que proponen. Es necesario establecer prioridades.
¿Qué dice Ciudadanos?
Ignacio Aguado (que no ocupa lugar alguno en mi árbol genealógico) viene con 200 propuestas para cambiar la Comunidad de Madrid. 15 de ellas son de medio ambiente; menos que en cualquiera de los otros programas citados en esta entrada. Las más destacables, en mi opinión, son:
Ante la próxima construcción del Complejo Medioambiental de Reciclaje de la Mancomunidad del Este, revisaremos su ubicación óptima atendiendo a criterios de mínima exposición para los ciudadanos por encima de cualquier otra circunstancia política. Además, aplicaremos criterios de control reforzados especialmente en lo relativo al control de lixivados, aumento de tráfico pesado e impacto medioambiental.
El Canal de Isabel II continuará siendo propiedad de todos los madrileños, manteniendo los altos estándares de calidad actuales y estudiando nuevas vías para mejorar su gestión económica, evitando sobrecostes innecesarios a los madrileños.
Propondremos una Ley de Responsabilidad Medioambiental y contra el maltrato animal que delimite la responsabilidad de los agentes que incurran en prácticas de maltrato animal o que contaminen nuestros montes, ríos o espacios naturales. En este sentido, aumentaremos significativamente el importe de las sanciones y adoptaremos medidas que impidan el lucro económico de la madera quemada por incendios forestales.
Crearemos un Foro consultivo de agentes implicados en el medio ambiente que permitirá la canalización de propuestas relacionadas con el medio ambiente en la Comunidad de Madrid. El Foro estará integrado por representantes de la Administración, del sector  privado, la comunidad científico-técnica y la sociedad civil; y analizará distintas posibilidades normativas y políticas encaminadas a la preservación de la fauna y flora de la Comunidad.
Desgraciadamente, de las 15 propuestas ambientales, no todas son así. La 193 reza, simplemente: “Adoptaremos las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire en la Comunidad”. Así, sin más, sin darnos una pista sobre cuáles son esas medidas necesarias. Pero la última que he destacado es una buena idea, siempre y cuando dicho foro tenga verdadera relevancia en las decisiones de la Asamblea de Madrid.
Imprecisiones aparte, son buenas medidas. C’s ha sido acusado de ser un partido bisagra para el PP, y habrá que ver si es eso cierto después del día 24. Será su ordalía.

Conclusión

Por sus declaraciones y sus programas, todos los partidos son ideológicamente iguales. Todos quieren políticas sociales, todos quieren luchar contra la violencia doméstica, todos quieren ayudar a las pequeñas y medianas empresas, todos quieren ayudar a los trabajadores… y todos quieren cuidar el medio ambiente. Todos son progresistas y verdes antes de las Elecciones.

He presentado dos programas extensos, el del PSM y el de Podemos; y dos programas más lacónicos, el de C’s y el del PP. ¿Lo bueno, si breve, dos veces bueno? En un programa electoral, el problema de la brevedad es la ambigüedad que la acompaña. Y el problema de la prolijidad es que la legislatura es de cuatro años. Y envío ya… ¡o me meto en plena jornada de reflexión!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s