La decisión socialdemócrata

Una vez más, la participación en las Elecciones al Parlamento Europeo ha sido decepcionantemente baja. En los países del Este, concretamente, ha sido bajísima, a excepción del caso grego. Si bien muchos ciudadanos son conscientes de que dicho Parlamento no tiene tanto poder de decisión como otras instituciones menos democráticas, no es menos cierto que se han presentado algunas candidaturas con la intención de cambiarlo.

fishing-164977_640

Barco pescador en la laguna de Tam Giang Hue. Pixabay.

En Grecia, por cierto, con una de las tasas de participación más altas, ha triunfado la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), liderada por Alexis Tsipras.

Los ciudadanos europeos festejan la derrota de las políticas de austeridad.

A menudo, los medios exageran el euroescepticismo de Syriza. Es una coalición en buena parte formada por partidos comunistas, pero no es antieuropea.

Las opciones antieuropeas han ganado o, al menos, han crecido enormemente en Francia (Frente Nacional), en Reino Unido (UKIP), en Dinamarca (PP) y en Italia (M5S). Hay un preocupante avance, tanto en los países del Norte como en los países del Sur, de quienes se sienten muy perjudicados por la pertenencia a la U.E. Pese a que soy europeísta, no puedo optar por ignorar a los ciudadanos que piensan así. Soy partidario de responderles con más democracia, más transparencia, más poder de decisión para la sociedad civil, y menos imposiciones tecnocráticas. O más descentralización y autonomía nacional, si es lo que la ciudadanía de esos países desea.

El PPE vuelve a ser la fuerza política más votada, aunque perdiendo unos 60 escaños. Juncker, con una alta probabilidad, será Presidente de la Comisión Europea -el primero que realmente emerge de la decisión de los ciudadanos- el 17 de julio. Pero no todo está tan claro. El candidato popular dejó claro antes de los comicios que no sería presidente con el apoyo de los antieuropeos.

hannes swobodaHannes Swoboda (socialdemócrata).

La cuestión es: ¿Qué hará la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, en la elección del Presidente de la Comisión del 14 al 17 de julio? Hannes Swoboda ha negado la posibilidad de una nueva coalición popular-progresista. Las opciones son:

  • Los socialdemócratas están vendiendo caro su apoyo, pero, tras una negociación intensa, acabarán reafirmando la candidatura de Juncker. Es difícil creer que la coalición popular-progresista acabe precisamente cuando más débiles están ambos partidos… pero, por otro lado, Schulz probablemente comprenda que su coincidencia con los populares (70% de las votaciones) le ha hecho perder votos.
  • Se formará una gran coalición de izquierda y centro-izquierda. Esto implica negociar con partidos que no serán muy del gusto de los socialdemócratas. Ideológica y estructuralmente, el EPP es más próximo a S&D que algunos partidos de la izquierda europea.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s